Saltar al contenido

Efectos de la abstinencia sexual: ¿qué le pasa a tu cuerpo cuando no tienes relaciones sexuales?

¿Qué es la abstinencia sexual?

Las mujeres dejan de tener relaciones sexuales por varios motivos, quizá no se sienten cómodas consigo mismas, una ruptura muy dolorosa también puede ser la causa, o tal vez la edad, la monotonía…El motivo de nuestro artículo no es ahondar en las causas, sino conocer los efectos, que sepas lo que ocurre en el cuerpo femenino cuando deja de tener sexo.

Cuando el cuerpo humano se somete al gozo de la relación sexual, el cerebro segrega más oxitocina, dopamina y serotonina, entre otras y estas hormonas son las encargadas de las sensaciones de bienestar, alegría y relajación.

Al dejar de tener relaciones sexuales, el cuerpo no disfruta de los efectos y se presentan cambios considerables a nivel físico y mental y de ello vamos a hablar .

Efectos de la abstinencia sexual

Los efectos de la abstinencia sexual son muchos y hablaremos de ellos con detalle, de manera que puedas reconocerlos en ti y ocuparte de ellos a tiempo o ayudar a alguien que lo requiera. Cuando tenemos el conocimiento poseemos el poder para cambiar las cosas; por lo tanto, estas herramientas deben serte de utilidad.

Efectos de la absinencia sexual

Los efectos más notables de la abstinencia sexual son:

Debilitación del Sistema Inmunológico

El sistema inmunológico se debilita porque bajan los niveles de inmunoglobulina, por lo que aparecen más enfermedades de diversa índoles, desde resfriados hasta infecciones del tracto urinario. Si bien es cierto que quizá no sean enfermedades graves, si puede que los resfriados e infecciones se presentan con mayor frecuencia.

Debilidad de los músculos pélvicos

Con la falta de ejercicio las paredes vaginales tienden a debilitarse y a largo plazo puede presentarse incontinencia urinaria, entre otras. Se recomienda hacer ejercicios Kegel o Yoga mientras no se tenga sexo, con el fin de ayudar un poco al organismo.

Aumento del estrés

Los niveles de estrés aumentan significativamente, aumentando los niveles de cortisol, lo que trae como consecuencia dificultades en las relaciones con los demás.

¿Qué causa la abstinencia sexual?

Además también conllevará irritabilidad y ansiedad, melancolía, sensación de agobio y apuro, dolores de cabeza y abdominales, sudoración copiosa, ataques de pánico, entre otros.

Desaparición de la Libido

La libido es el deseo sexual o erótico. Al pasar mucho tiempo sin tener relaciones sexuales, los niveles de libido bajan tanto que quizá dejas de desearlo por completo, debido a que el cuerpo se adecua a la abstinencia.

Afecta sistema respiratorio y cardíaco

Tener sexo genera un impulso hormonal que tiene efectos sobre la respiración y los latidos del corazón; haciendo la respiración más corta, rápida y superficial y aumentando las pulsaciones y la circulación para irrigar los órganos sexuales principalmente. Al dejar de tener sexo se pierde ese impulso, y si bien es cierto que la falta de sexo no generará un paro cardiaco o respiratorio, tampoco ayuda en nada.

Posible aumento de peso

Tampoco ayuda con el peso corporal, porque cada sesión de sexo de aproximadamente 10 minutos quema 40 calorías.

Peso y abstinencia sexual

Por supuesto, la cantidad de calorías quemadas depende de la intensidad del sexo y de la frecuencia. Mientras más sexo…mejor.

Problemas Emocionales

La falta de sexo, aunque sea una decisión personal y consciente, puede tener a la larga la consecuencia de mermar la autoestima, porque al perder el deseo de tener relaciones sexuales también tendemos a descuidar nuestra apariencia personal en general: el cabello, la manera de vestir, los dientes…

Deterioro de las relaciones de pareja

Si estás en pareja y no tienes apetito sexual es posible que se presenten muchas situaciones difíciles porque tu pareja puede pensar que ya no le quieres, que tienes otra relación, porque se entiende que el sexo es una manifestación del amor, sobretodo cuando se es adulto.

¿Cómo afecta a la pareja la abstinencia sexual?

Es importante que se busquen las causas de la falta de deseo sexual o de la decisión consciente de no tener sexo porque, no importa si las razones son físicas, mentales o emocionales, siempre hay gente disponible para escucharnos y para ayudarnos, empezando por nuestra pareja.