Saltar al contenido

Bolas chinas, el secreto para fortalecer el suelo pélvico

Usos de las bolas chinas

Se sabe que en el continente asiático las mujeres usaban como juego sexual las llamadas “bolas chinas”. Estas se usaban para obtener un increíble placer sexual y orgasmos intensos y profundos, cosa que sigue repitiéndose hoy.

Si bien este es su uso principal, también se ha descubierto que pueden ser beneficiosas para el suelo pélvico. Las bolas chinas pueden mejorar la musculatura del suelo pélvico en la mujer, pudiendo contraer incluso mejores orgasmos. Te presentamos todo lo referente a las bolas chinas y el suelo pélvico.

¿Qué son las bolas chinas?

Las bolas chinas a simple vista pueden parecer sencillas, pero lo cierto es que dentro de estas bolitas se encuentran otras pequeñas bolas destinadas a moverse para dar placer a la mujer cuando este juguete erótico se encuentre dentro de la vagina.

¿Qué son las bolas chinas?

Este juguete parte desde dos bolas y puede tener muchas más del mismo tamaño o disminuyendo el tamaño desde el comienzo al final de la tira de bolas chinas.

Este juguete erótico mejora el flujo sanguíneo de la vagina gracias a las bolitas que generan vibraciones dentro de las otras bolas más grandes, haciendo que las paredes vaginales se lubriquen rápidamente.

Uso terapéutico

El uso de bolas chinas no solo es placentero para la mujer, sino que también puede reportarle importantes beneficios al suelo pélvico si se mantienen en la vagina durante algunas horas diariamente.

Suelo pélvico

Un músculo pélvico tonificado asegura una mejor lubricación de la vagina y sensaciones mucho más placenteras y profundas durante el orgasmo. El uso de bolas chinas a diario puede hacer esto realidad, mejorando tu experiencia sexual y evitando, además, el riesgo de prolapsos. Del mismo modo, también previene la incontinencia urinaria.

Ejercicios de suelo pélvico

¿Cómo usar las bolas chinas?

Las bolas chinas y el suelo pélvico tienen una muy buena relación a la hora de mejorar el tono muscular de dicha zona. Para usar las bolas chinas simplemente debes limpiarlas y colocarlas dentro de la vagina, de manera que el sujetador de las mismas quede visible y sea posible sacarlas sin problemas.

La colocación debe ser mientras estés acostada. Cuando te pongas de pie notarás que las bolas descenderán poco a poco, pero los músculos de la pelvis evitarán que se salgan de la vagina.

Al principio puede parecer un poco molesto, pero a medida que vayas realizando tus quehaceres no notarás que las bolas están insertadas en tu vagina, pero la pared pélvica siempre estará intentando, de manera automática, que no se muevan de su lugar, logrando que esta zona esté en forma tras algunas semanas.

¿Cómo usar las bolas chinas?

Al comenzar a usarlas, insértalas en la vagina y aprieta para comprobar si puedes mantenerlas dentro, si no es así entonces el uso de las bolas chinas mejorará el tono muscular de tu suelo pélvico con toda seguridad. Tras algunas semanas vuelve a intentarlo y verás como el suelo pélvico las mantiene en su lugar.

Tipos

Existen varios tipos de bolas chinas según la función principal que la mujer necesite entre ellas las bolas chinas clásicas, las tailandesas, las vibradoras y las especiales para el ano:

Bolas chinas clásicas

Son dos bolas unidas por un cordón y que cuentan con un tirador para ser extraídas de la vagina con facilidad. Son usadas tanto para ejercitar el músculo pélvico como también para juegos sexuales.

Las bolas chinas clásicas pueden venir en su versión individual de una sola bola o también tener dos bolas atadas por un cordón. Siempre deben tener un cordón que sirva para extraerlas.

Tipos de bolas chinas

Bolas chinas tailandesas

El diseño de estas bolas chinas hace que puedan ser introducidas en la vagina perfectamente, haciendo que la persona que las use experimente nuevos niveles de placer. Son muy populares en los juegos sexuales de pareja.

Se trata de nueve bolas chinas que pueden tener otras en su interior o vibrar para generar placer. Deben ser lubricadas antes de insertarse. Las bolas tienen un tamaño creciente desde la punta del juguete hasta el cordón de extracción.

Bolas chinas vibradoras

Las bolas chinas vibradores están pensadas para ser usadas en la vagina como método de masturbación. Simplemente deben ser introducidas con la ayuda de un lubricante de base acuosa, y al estar completamente dentro y tener el cordón de extracción a mano, comenzar a disfrutarlas mientras vibran.

Bolas chinas vibradoras

Bolas chinas anales

Las bolas chinas anales son aquellas con un diseño más pequeño en comparación a las destinadas a la cavidad vaginal. Estas pueden ser tanto clásicas, de una o dos esferas, como tailandesas, las cuales van de menor a mayor tamaño. Es necesario insertarlas con lubricante.

Lo bueno de estas bolas chinas es que están destinadas para ambos sexos. Su uso es totalmente sexual ya que debido al tamaño de las esferas es probable que se salgan de la vagina con facilidad. Recuerda nunca usar las mismas bolas chinas en la vagina y en el ano.

Preguntas frecuentes

Muchas usuarias primerizas de bolas chinas tienen las mismas dudas frecuentes sobre sus usos, las respondemos aquí:

  • ¿Las bolas chinas las pueden usar mujeres con tendencia a hongos vaginales?

Las bolas chinas no producen hongos por si mismas si tienen una buena higiene. Siempre mantenlas limpias y resguardadas en un lugar seco. Durante la infección no se recomienda el uso de bolas chinas.

  • ¿Las bolas chinas curan la incontinencia urinaria?

Las bolas chinas son capaces de minimizar problemas de incontinencia urinaria, como por ejemplo miccionar al reír o esforzarse ya que tonifica el suelo pélvico. Sin embargo, si los problemas son más graves que estos escenarios es recomendable ir al médico antes de usarlas.

  • ¿Cuánto pesan unas bolas chinas?

Al menos unos 85 gr.

  • ¿Cómo evitar infecciones íntimas al usar bolas chinas?

Debes hervirlas antes de usarlas por primera vez y después de mucho tiempo sin usarlas. Después de cada uso limpialas con agua tibia y jabón neutro, antes de cada uso lávalas con agua y jabón neutro.

¿Cómo colocarlas?

Cómo colocar las bolas chinas

Es muy fácil colocarlas y comenzar a usarlas y disfrutar de sus beneficios en tan solo unos cuantos pasos:

1. Esterilizarlas

Aunque sean nuevas siempre deberás lavarlas antes de su primer uso. Lávalas con agua y jabón y enjuágalas muy bien. Después de su uso, deberás lavarlas para evitar el crecimiento de hongos en ellas.

2. Acuéstate e insertarlas

Abre las piernas e insertarlas poco a poco en la vagina mientras estás acostada. Puede que te sientas más cómoda si las lubricas un poco (no demasiado) para que puedan llegar a buena profundidad sin dolor ni problemas.

3. Para insertarlas debes abrir bien los labios

Con una mano abre los labios mayores y con la otra desliza la primera bola dentro de la vagina. Sentirás placer al hacer esto.

4. Continúa hasta dejar el cordón de extracción a la vista

Inserta las bolas restantes y asegúrate de que apenas se sientan en tu interior. Comenzarán a sentirse cuando te pongas de pie, pero no es conveniente que se sientan antes de ello, ya que significa que están mal colocadas. Debes asegurarte de que el cordón de extracción que permite extraerlas de manera segura esté a la vista.

Cordón de seguridad

¿Cuánto tiempo puedes llevar las bolas chinas en el interior de la vagina?

Una de las mayores ventajas de las bolas chinas es que puedes usarlas todo el tiempo que quieras, tanto como juego erótico como para fortalecer tu suelo pélvico. Lo cierto es que también podrás sentir placer al usarlas para terapia de tonificación muscular del suelo pélvico.

Recomendamos comenzar con algunos minutos de uso para después abarcar horas, y finalmente puedas entrenar con ellas todo un día. Lo importante es que llegues a sentirte cómoda con ellas, ya que si no te sientes cómoda debes usarlas por breves periodos de tiempo hasta que te acostumbres totalmente.

¿Pueden usarse durante el embarazo?

Durante el embarazo existen muchos factores que pueden llegar a infectar la vagina, entre ellas las bolas chinas; sin embargo, estas, si están bien esterilizadas, pueden ayudarte a entrenar tu suelo pélvico para controlar tus esfínteres y prepararte para el parto natural.

PReguntas frecuentes de las bolas chinas

Consulta con tu ginecólogo el uso de este método y él te dará las mejores indicaciones investigando tu historial clínico.

¿Cuándo están contraindicadas las bolas chinas?

Las bolas chinas son fabulosas para sentir placer y hacer que el suelo pélvico sea firme, pero su uso debe suspenderse en caso de:

  • En caso de dolor al mantenerlas dentro o sacarlas de la vagina. Quizás deberías probar con un tamaño menor u otro tipo de bolas chinas.
  • No es recomendable usarlas durante la menstruación.
  • No se recomienda su uso en caso de alguna infección urinaria.
  • Las bolas chinas no son compatibles durante el sexo vaginal, a menos que uses bolas chinas anales.
  • En caso de que vayas a experimentar una cirugía pélvica.
  • No se recomienda su uso durante el embarazo sin previo aviso al ginecólogo.

Contraindicaciones de las bolas chinas

¿Es mejor usar una o dos?

Existen bolas chinas que cuentan con una sola unidad, puedes comenzar con las de este tipo ya que te incomodarán menos si eres sensible en tu zona vaginal. Cuando ya apenas la sientas podrás usar dos. El uso de varias bolas chinas te reportará mejores resultados, pero esto no puede ser a costa de tu comodidad.

En cualquier caso, es necesario que las bolas chinas tengan cordón extractor para evitar accidentes.

Consejos para usarlas

Para usar las bolas chinas correctamente y sin correr ningún tipo de riesgo te presentamos los siguientes consejos:

  • Bolas chinas de silicona o ABS de grado médico: son amigables con una zona tan delicada como es la vagina, evitando irritaciones o problemas con la piel.
  • Las bolas chinas comunes no son para el ano: para el ano existen bolas chinas anales, especialmente diseñadas para esta área. De igual manera, nunca introduzcas bolas chinas en el ano y después en la vagina, esto puede producir infecciones.
  • Límpialas después de usarlas: para evitar el crecimiento de hongos y proliferación de gérmenes límpialas después de cada uso con agua tibia.
  • Si no tienes mucha experiencia en el sexo busca bolas pequeñas ya que las más grandes pueden resultar incómodas.

Experiencia sexual para el uso de las bolas chinas

  • Puedes usarlas mientras llevas a cabo tu vida normalmente.
  • Los primeros días se recomienda que su uso no sea mayor a dos horas.
  • Los lubricantes a base de agua trabajan muy bien con las bolas chinas a la hora de introducirlas en la vagina.
  • Siempre mantén el cordón de extracción a la vista.
  • Pueden ser usadas al mismo tiempo que se lleva a cabo la penetración anal, produciendo un mayor placer, pero nunca al mismo tiempo que la penetración vaginal.
  • Se pueden usar junto a los ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico.

Limpieza

Para lavarlas necesitarás agua tibia y un jabón de Ph neutro para evitar que se deterioren rápidamente. Para los juguetes sexuales existe un spray especial que los limpia sin necesidad de mojarlos por completo y entibiar agua.

Higiene bolas chinas

La limpieza deberá ser llevada a cabo antes y después de cada uso.

¿Te animas a probar los beneficios de las bolas chinas en tu suelo pélvico o experimentar el placer que pueden brindarte? Te invitamos a probarlas.