Vie. Abr 12th, 2024

¿Qué es el Petting y cómo disfrutarlo?

Abr 5, 2024
petting

El petting se destaca por ser una práctica sexual no penetrativa, aunque sí muy placentera y donde se da lugar a un amplio repertorio de caricias íntimas. Además, es un buen recurso ante problemas de índole sexual como la disfunción eréctil o el vaginismo. En este post te vamos a contar qué es el petting, un recurso que nos hará volver a las caricias más básicas y redescubrir nuestro propio placer. Incluso todos hemos hecho petting pero no sabíamos que se llamaba así.

¿Qué es el Petting?

El petting es una práctica sexual consiste en conseguir el placer por medio de caricias íntimas y sin que haya penetración. Esta técnica puede ir desde besos, hasta caricias, roces e, incluso, masturbación o el sexo oral.

Existen múltiples posibilidades, todo depende de los deseos y la creatividad de los que practican el petting. Los límites los marca la pareja y, además, se pueden añadir elementos como aceite de masaje, juguetes sexuales, perfumes, etc.

La palabra petting procede del inglés y viene a significar “acción de acariciar o mimar”. No es necesario tener en esta práctica relaciones sexuales para estimular la excitación en la pareja. En otras palabras, es lo que comúnmente denominamos magreo, enrollarse o faje.

Practicar el petting, lejos de lo que se cree, puede resultar una actividad muy satisfactoria y placentera (aunque no hay que confundir con preliminares, puesto que no hay coito posterior).

¿Quién suele practicar petting?

Ahora sabemos que es el petting y que es una práctica bastante común entre adolescentes que aún no se han adentrado en el mundo de las relaciones sexuales más adultas, así como en culturas o grupos sociales donde conservar la virginidad hasta el matrimonio forma parte de su cultura. Aunque, como venimos explicando, cualquiera puede practicar el petting como una forma de salir de la rutina con su pareja o para el conocimiento de uno mismo o su pareja.

Cómo se practica el petting

Como ya hemos señalado, el petting es realizar caricias íntimas sin que haya penetración de ningún tipo. Eso no quita que podamos incluir besos, caricias, roces sensuales, con o sin ropa, miradas seductoras, masturbación y más. Además, de incluir otros elementos como son disfraces, aceites de masaje, juegos de rol y juguetes eróticos.

El límite los pone aquellos que lo practican y, aunque se vincula con la época de la adolescencia, cualquiera puede practicarlo y adaptarlo a su vida sexual en pareja. Eso sí, hay que dejar bien claro la diferencia entre el petting y los preliminares. En el segundo caso conlleva una preparación para la posterior relación sexual o penetración, mientras que en el petting no existe esta posibilidad.

pareja disfrutando de petting en la cama

Grados de petting

Seguro que hemos practicado el petting en algún momento, pero no sabíamos lo que era. Las primeras relaciones de pareja en la adolescencia se basan en el petting, sobre todo en su primera fase, donde abundan los besos y caricias.

Pero para especificar más, vamos a señalar los grados del petting, comenzando desde el grado 1 que es más básico hasta el grado 3 donde se incrementa la intensidad del placer.

Grado 1

Es el primer paso y el más básico, que consiste básicamente en tomarse de la mano, rodear la cintura, abrazar, besar y acariciar. Lo semejante a una primera cercanía a la sexualidad.

Grado 2

Aparte de las actividades de grado 1, también incluiríamos en este grado al tocamiento de las partes del cuerpo más sensibles o erógenas, como son las partes íntimas, aunque conservando todavía la ropa puesta.

Grado 3

Aquí se abre todo un mundo de posibilidades donde la creatividad se incentiva y la ropa se elimina. Incluye intimidad y caricias de índole sexual, sexo oral, masturbación mutua, tribadismo y frotamientos en zonas más y menos íntimas del cuerpo.

En este grado, más intenso, hay contacto entre los genitales o la boca, por lo que conviene tomar medidas de protección para evitar riesgo de adquirir enfermedades de transmisión sexual. Esto es debido a que, durante la práctica del petting, las secreciones como el semen o las secreciones vaginales, pueden entrar en contacto con la mucosa oral o los genitales de la otra persona y provocar que se contraigan infecciones como la faringitis y herpes.

Beneficios del petting

No hay duda que el petting nos hará disfrutar de una vida sexual mucho más plena y placentera y sin necesidad de que exista penetración. Ya no solo es buscar el placer por el placer, sino que incluye una serie de beneficios para uno mismo y la pareja como son:

  • Nos ayuda a reconectar con nuestra pareja y nuestro propio placer. El petting es una técnica que nos permite disfrutar lento del placer y, por lo tanto, provoca un aumento de nuestro deseo y excitación. Además, conocemos mejor qué nos gusta y qué le gusta a la pareja.
  • Se descubren zonas erógenas que no sabíamos que existían.
  • Ayudar a avivar el deseo sexual en pareja y salir de la rutina.
  • Es una práctica ideal para disfrutar de la sexualidad cuando existen dificultades que no permiten la penetración, como es el caso del vaginismo o la disfunción eréctil.
  • Si se realiza con ropa, se reduce el riesgo de adquirir alguna variedad de ITS, así como el riesgo de embarazo.
  • Es una manera de conocernos a nosotros mismos y descubrir nuestro cuerpo y el de la pareja. También fortalece el vínculo entre ambos.
  • Permite divertirse con la sexualidad más allá del coitocentrismo, puesto que el sexo no es igual al coito.
  • Es el espacio ideal para dar rienda suelta a las fantasías sexuales y juegos eróticos.
pareja de chicos acariciándose

Riesgos del petting

Aparte de los beneficios, también hay que en cuenta ciertos riesgos que, aunque no son graves, hay que tener en cuenta para un disfrute total del petting:

  • Si el petting se convierte en la única forma de practicar sexo, podría crearse una contracción involuntaria de los músculos de la vagina a largo plazo, provocando que no se pueda realizar la penetración cuando se desee.
  • En el caso del sexo masculino, el petting realizado por un tiempo prolongado puede provocar dificultades para tener una erección.
  • El sexo oral puede conllevar a contraer infecciones de transmisión sexual.

Como conclusión, cada vez son más las personas que se aventuran a realizar el petting como una forma más de explorar la sexualidad. Después de todo, es una forma más de explorar nuestra sexualidad, la de nuestra pareja y avivará la llama de la relación. ¿A qué esperas para experimentar esta técnica?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *