Jue. Jun 13th, 2024

Punto G: Cómo Encontrarlo y Estimularlo

May 12, 2024
punto g abstracto

Los orgasmos son una forma de ayudarnos a aliviar el estrés, mejorar la piel y hacernos sentir muy bien. Sin embargo, todavía hoy muchas mujeres desconocen lo que es placer provocado en el Punto G. Por suerte, hay maneras de encontrarlo y estimularlo.

En este post te vamos a hablar de qué es el Punto G, cómo puedes encontrarlo y la información necesaria para poder estimularlo y disfrutar de orgasmos increíbles.

¿Qué es el punto G?

Muchos consideran que el Punto G es la clave para una relación íntima completa, aunque eso es discutible según quien teorice.

Para empezar, el Punto G o Gräfenberg fue descubierto por la Dra. Beverly Whipple cuando notó que hacer el movimiento “ven aquí” con los dedos en el interior de la vagina provocaba una respuesta física en las mujeres. Considero que esta zona era la causante de los orgasmos durante la penetración.

En 2017 estudiosos intentaron encontrar este punto, pero sin éxito. Y es que tenemos que entender que no está separado de la vagina y que forma parte del clítoris. Es decir, el clítoris es más grande lo que creemos.

Asimismo, esta región puede variar según la mujer, lo que explica la dificultad de localizarlo. Añadiendo que, cuando es estimulado, puede provocar la eyaculación femenina y ayudar a conseguir un orgasmo vaginal.

¿Cómo lo puedes encontrar?

Encontrar el punto G es difícil, ya que no está situado específicamente en un lugar del cuerpo. En lugar de buscarlo durante una actividad sexual en pareja, es más sencillo localizarlo durante la autoexploración, por ejemplo, practicando el fingering. Si estamos tratando de localizar el punto G, lo habremos encontrado si:

  • La zona tiene una textura distinta al resto de la pared vaginal, más rugosa.
  • Al estimular la zona, sentiremos como ganas de orinar.
  • Con la excitación, esta zona comenzará a hincharse y endurecerse debido al flujo de sangre.

Así mismo, si queremos buscar el punto G, tenemos que relajarnos y, una vez listas, comenzamos a masajear la abertura de la vagina antes de insertar los dedos o juguete sexual. Posteriormente, subimos hacia el ombligo en un movimiento “ven aquí”.

Tenemos que recordar que no estamos buscando un botón determinado, sino lo que se sienta mejor en esa región. En lugar de realizar un movimiento de entrada y salida, mantenemos enfocada la atención en esta área.

De igual modo, tenemos que señalar que no todas las mujeres encuentran satisfacción con el punto G. Por eso, es importante la autoexploración y saber qué es lo que nos gusta y poder decírselo a nuestra pareja.

Búsqueda del punto G

¿Cómo estimular el punto G?

Uno de los motivos por los que fracasa la estimulación del punto G es porque muchas personas creen que la mejor forma de llegar a él es mediante la penetración. Y, aunque sirve en muchas ocasiones, no siempre funciona. Para elevar el placer sexual usando el punto G, tenemos que tener en cuenta:

  • El nivel de excitación.
  • El tamaño de la vagina.
  • La postura.
  • La sensibilidad en la zona.

Para una estimulación efectiva, tenemos que tener en cuenta también los siguientes consejos:

  • El punto G es más sensible si antes se estimula el clítoris. Se puede excitar de forma más prolongada e intensa con movimientos circulares o de un lado a otro.
  • Si usamos juguetes sexuales, es mejor modelos con extremos curvados o aquellos que ofrecen doble estimulación.
  • Existen posturas que favorecen alcanzar el orgasmo gracias al punto G.
clítoris y punto g

Las mejores posiciones sexuales

Si queremos estimular el punto G durante las relaciones sexuales, existen posturas que funcionan bien. Podemos probar posiciones que nos ayuden a controlar los movimientos y saber qué tipo de estimulación nos gusta más. Algunas posturas interesantes son:

Vaquera

Pedimos a la pareja que se acueste boca arriba y luego nos colocamos encima y la montamos. Esta posición ayuda a tener un control total del ritmo, profundidad y ángulo de penetración para poder encontrar el punto G.

En lugar de movernos de arriba abajo, probamos movernos hacia atrás y hacia adelante para estimular la región. Combinar ambos movimientos puede ayudar, combinando con diferentes velocidades y ángulos.

Estilo perrito

Es otra de las formas de conseguir una penetración más profunda durante las relaciones íntimas y es más sencillo variar el ángulo para encontrar el punto G.

Nos ponemos sobre nuestras manos y rodilla con la pareja tras nuestra. Durante la penetración, intentaremos recostarnos sobre los antebrazos o empujar las caderas hacia atrás para cambiar el ángulo hasta que encontremos la posición ideal.

La profunda

Ella se coloca boca arriba, con las piernas apoyadas en los hombros de él. La pareja puede estar de cuclillas en la cama o de pie. Lo ideal es levantar un poco la pelvis o colocar una almohada bajo el coxis para que el pene de justo en la zona que nos interesa.

La trasera profunda

Nos tumbamos en plancha con la pareja y boca abajo. El hombre se sitúa encima y penetra desde atrás a la mujer. Es una postura que, si ella junta las piernas y sube la pelvis, tocará en la región del punto G. Es muy placentera, sobre todo para hombres que les gusta dominar en la cama.

En conclusión, si todavía no has encontrado tu Punto G, no te preocupes, en este post te damos todos los detalles para que sepas cómo encontrar, estimularlo y disfrutar de intensos orgasmos con tu pareja (o sola).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *