Saltar al contenido

Guía para la iniciación al sexo anal, consejos, posturas y riesgos

¿Cómo iniciarse en el sexo anal?

Como tantos otros temas eróticos que son tabú, el sexo anal ha sido asociado con perversión. Sin embargo, el paso del tiempo ha ido destapando estos tabús y haciendo que cada vez más gente, tanto mujeres como hombres, se atrevan a probar esta nueva sensación que les hará estallar de placer.

Si quieres saber más sobre el tema y sobre cómo hacerlo deberías seguir leyendo. 

¿Cómo hablarlo con tu pareja?

Lo más básico en todo tema sexual es hablar, porque conversando se entiende la gente. Quizás tu pareja siente la misma curiosidad y le gustaría satisfacerla contigo, solo que no sabe cómo decirlo. La recomendación es la sinceridad, obviamente la manera y momento de decirlo también son importantes y creemos que puedes tener en cuenta estas ideas:

  • Conversa sobre tus deseos de forma clara como hablas de cualquier otro tema. Es decir, exprésalo como un tema que debe ser analizado proponiendo cuándo, cómo, dónde y qué necesitaréis para hacerlo más placentero.

iniciación al sexo anal

  • Habla sobre ello mientras tenéis relaciones sexuales, empleando los mejores términos y de manera cariñosa, nunca bruscamente.
  • Tu lenguaje corporal podría expresar que deseas tener sexo anal. Por ejemplo, durante algún encuentro sexual puedes guiar la mano o el pene de tu pareja hacia tu ano y así ya tendrá una idea, que si no se conversa o se hace en el momento, seguro será un tema para más tarde.

Consejos

Cuando se es primerizo en la práctica del sexo anal se agradecen estos consejos generales que te garantizará que es una práctica segura, consensuada y de la cuál ambos estáis seguros.

  • La penetración anal debe ser consensuada, la pareja debe estar de acuerdo.
  • Se paciente porque este esfínter tarda mas en relajarse.
  • Como los tejidos de la mucosa anal son delicados deben ser tratados con consideración sobre todo cuando se inicia esta práctica.
  • Para ir ensanchando el esfínter anal se recomienda introducir en primer lugar los dedos de la pareja o considerar introducir un plug o tapón anal.
  • Ser conscientes de que la cavidad rectal puede suponer riesgos por contaminación; por lo tanto, se recomienda evacuar antes de la práctica y tomar un baño además de tener las manos limpias y las uñas cortas. La limpieza aplica también para los juguetes sexuales.

Juguetes y lubricantes para empezar

  • Esta zona tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas y eso lo hace altamente erógeno, tanto en los hombres como en las mujeres. En el caso de los hombres, la zona que se encuentra entre el pene y el ano se considera una especie de Punto G masculino y que sirve como un punto de partida hacia una penetración anal.
  • Otra manera de estimular el ano es mediante el método Rimming o Anilingus que consiste en introducir la lengua en al ano de la pareja lo más profundo posible con la intención de relajarlo para luego ser penetrado por el dedo, el pene o un juguete.

Juguetes para mejorar la experiencia

Hay juguetes para estimular desde afuera, para ensanchar el ano y para penetrar, veamos cuales son:

  • Los tapones anales o Plugs: tienen forma cónica y su diseño permite que permanezcan en su lugar incluso mientras se está en el juego previo o se penetra por la vagina.
  • Las bolas anales o collares de perlas: que se introducen en el ano desde la más pequeña en adelante hasta completar todas que son de distinto tamaño.
  • Los consoladores anales: no vibran y son específicos para el ano porque no tienen bordes ni otros detalles molestos.

Juguetes para el sexo anal

Importante recordar siempre que los juguetes eróticos para el ano son solo para el ano; de esta manera, previenes infecciones.

Posturas recomendadas

Las posturas son muchas, casi la mismas que en la penetración vaginal; sin embargo, hay algunas posturas que son clave para que empezar con el sexo anal no sea un trauma. 

  • Estilo perrito.
  • La cuchara: quien recibe la penetración se encuentra acostado, de lado y un poco curvado.
  • Acostado sobre el abdomen: con las piernas abiertas permitir la estimulación o penetración.
  • La mujer arriba: que tiene variantes que son sentada dándole la espalda o el frente y acostada de frente o espalda.

Posturas recomendadas para el sexo anal

Precauciones

En vista de lo antes expuesto sobre las posibilidades de infección por la penetración anal, es necesario que se tengan en cuenta algunas precauciones. Algunas de estas son:

  • Lavarse los dedos si han estado en el ano antes de introducirlos en cualquier otra cavidad.
  • El condón introducido en el ano no puede ser introducido en la vagina. Debe sustituirse por uno nuevo.
  • La frecuencia y el ritmo son temas a tener en cuenta debido a la fragilidad de los tejidos de esta zona.
  • Si la eyaculación se escurre por el perineo (zona entre el ano y la vagina) hay riesgo de embarazo.