Saltar al contenido

Encuentra tu lubricante: todo lo que debes saber para elegir bien

¿Cómo elegir lubricante?

Los lubricantes son sustancias que se usan para que la fricción entre dos cuerpos sea más suave y placentera, aumentar o disminuir la temperatura y evitar que entren microorganismos. Además, sirve como juego con la pareja puesto que hay muchos de estos lubricantes de sabores y que sirven como preliminar.

En vista de que la oferta de lubricantes sexuales es amplia, debemos tener la mayor información posible para comprar el que mejor se ajusta a nosotros y a nuestras necesidades, teniendo como fundamento sus componentes.

¿Qué es un lubricante?

¿Qué son los lubricantes?

Los lubricantes son sustancias, por lo general oleosas, que se emplea con la intención de evitar el rozamiento o hacerlo más suave. Por eso, el uso de los lubricantes es tan importante, porque puede ayudar en las primeras experiencias y porque siempre será útil para hacer tus encuentros sexuales más placenteros. 

¿Cuándo usarlos?

Hay ocasiones en que es imprescindible el uso de los lubricantes puesto que el compenetrarse en las relaciones sexuales y que todo vaya bien de primeras es complicado. Por eso, existen este tipo de productos que te harán más fácil este momento. Algunos de los momentos idóneos para usarlo son:

¿Cuándo es necesario usar lubricantes?

  • Cuando por razones de edad o por situaciones de salud se pierde la lubricación en las mucosas vaginales.
  • Cuando se usan preservativos o juguetes sexuales para el disfrute en solitario o en pareja.
  • Cuando se tienen relaciones sexuales con penetración anal.
  • Cuando el pene o el juguete sexual es de gran tamaño.
  • Cuando la vagina es estrecha.

Tipos

Lubricantes hay muchos, desde los más sencillos que sirven para lubricar básicamente hasta los que retrasan el orgasmo. La gama es amplia e incluye lubricantes de colores, con olores y sabores a frutas, que son comestibles y sin azúcar añadido.

La OMS indica que los lubricantes “no debe afectar a la integridad del preservativo y deben proporcionar un efecto duradero». Por su base y composición podemos diferenciar 4 tipos, que son:

De Base Acuosa

Se utilizan sobre todo cuando las personas son alérgicas a los de base oleosa o siliconada. Son ideales para usarse con preservativos y con juguetes sexuales porque no dañan su superficie.

Si bien esto es cierto, también lo es que tiene desventajas como la necesidad de ser renovados con más frecuencia y que no pueden ser utilizados en actividades que impliquen agua porque se desvanecen.

Tipos de lubricantes

Base oleosa

En este caso, la sustancia base es untuosa o más resbalosa, lo que incorpora esa textura a la zona donde lo aplicamos. Duran mucho más tiempo y son muy útiles cuando se presentan:

  • Menopausia.
  • Ardor.
  • Sequedad.

Siliconados

Su fórmula incluye silicato o arena, y por lo tanto debes evitar su uso con juguetes de silicona.

Se recomienda usarlos cuando la actividad sexual incluye agua, por ejemplo en el mar, en la piscina o en la ducha.

Naturales

Son los que produce el cuerpo humano de manera natural, es el caso de la vagina que durante la excitación produce una sustancia viscosa cuya función básica es facilitar la penetración.

Recomendaciones de uso

En vista de que los lubricantes tienen el propósito de aumentar el disfrute sexual, todo lo que los haga mas interesantes está recomendado; por ejemplo, lubricantes con efectos de temperatura frío o caliente, con olores, colores, sabores, que aceleran o ralentizan la excitación y el orgasmo. Sin embargo, es necesario tener en cuenta estos factores que según la OMS son de capital importancia:

Importancia del uso de los lubricantes

  • El pH, que en una vagina sana se sitúa entre 3.8 y 4.5 y en el ano en torno a 5.5 y 7.
  • La osmolaridad: la concentración total de sustancias en el lubricante que se mide en Osm/kg.

Esto tiene el fin de evitar la irritación y la entrada de microorganismo que produzcan enfermedades.

Etiquetado

Cuando se compra un lubricantes se deben leer las etiquetas, tal como lo hacemos con los productos culinarios o los de ferreteria.

Se deben evitar:

  • Los que tienen pH mayores a 7.
  • Los que tienen el componente propilenglicol en cantidades muy elevadas porque pueden dar alergia.
  • Los que contengan polyquaternium porque es tóxico y potencialmente cancerígeno.
  • Los que tengan glicol por encima de un 8,3% porque afecta la osmolaridad.
  • Los que tienen espermicidas como nonoxinol-9 porque irritan.
  • Los que contienen benzocaína, que adormece la zona vaginal porque requiere prescripción médica

Consejos para elegir lubricante

Cosas que no usar como lubricante

Ahora que conoces el uso de los lubricantes y algunos tipos y recomendaciones para ellos, queremos recordarte algunas cosas que jamás deberías usar como lubricante. Si no tienes y tienes problemas los lubricantes naturales como la saliva pueden ayudar siempre. 

  • El aceite vegetal en ninguna de sus presentaciones: oliva, girasol, soja, coco, etc.
  • Aceites animales como el de pescado.
  • Aceites minerales, que se derivan del petróleo
  • Petrolados.
  • Aceite de bebe.
  • Bronceadores.
  • Cremas hidratantes para el cuerpo, manos, pies o rostro.

Además, es importante no confundir los lubricantes con los humectantes; los lubricantes suavizan la fricción y los humectantes ayudan a retener o reponer la humedad.

Consejos

Por último, queremos darte unos consejos básicos para que tus experiencias sexuales siempre sean las más placenteras y reconfortantes.

  • Leer las etiquetas y verificar los componentes del lubricantes.
  • Saber si se tienen alergias al látex, silicona o cualquier otro agente químico.
  • Tener más de un tipo de lubricante para que lo emplees según lo requieras y en las cantidades adecuadas.
  • Colocar el lubricante en la vagina o el ano y también en el preservativo para lograr un mejor efecto.
  • La higiene personal es importante, sobre todo con los lubricantes de base oleosa o siliconados que por lo general no se ven, pero, que para retirarlos de la piel es necesario usar agua y jabón.
  • Si no tienes mucha experiencia en la compra de lubricantes puedes obtener información en línea sobre los componentes y las situaciones de uso.